lunes, 31 de diciembre de 2012

Día 34.


Los últimos minutos de un año que acaba. La ilusión de un nuevo comienzo.

2 comentarios:

  1. Me hace ilusión haber sido tu primer comentario de este año.
    Y aunque la entrada y la fecha den pie para ello, me voy a poner un poco ñoña en tu pequeño rincón. Supongo que sabes que puedo desearte feliz 2 de Enero, feliz 3 de Enero, feliz 4 de Enero, feliz 5 de Enero y así hasta el 2097 o incluso más. Que si hay alguien en el mundo que quiero que sea feliz, esa persona eres tú. Y que aunque confío en las circunstancias y en tu entorno para ir construyendo esa felicidad poco a poco, quiero ser quien construya el esqueleto. Hacerte feliz. Porque a nadie, a nadie me gustaría tanto hacer tan feliz como tú. ¿Quieres ser mi propósito inevitable?
    Feliz 2013, lovi.

    Y ahora.... cierra los ojos. Que tu visión se llene de estrellas y corazones. Siente mi respiración y luego, mis besos.
    PD. Joder. Hoy estoy más ñoñi que ayer.

    ResponderEliminar
  2. Yo solo espero estar dejandote mi estúpido comentario desde mi casa al año que viene en tu nueva entrada para el 2014...eso significaran varias cosas, una: que ambas estamos vivas, dos: que sigues escribiendo este blog que tanto dice de ti, tres: que es probable que siga teniendo un vinculo contigo. Así que brindo por eso.
    Feliz año nuevo lovely! :)

    ResponderEliminar