miércoles, 26 de diciembre de 2012

Día 29.


Si esperas treinta números a que te atiendan y consigues no mandar a la mierda al hombre de correos es amor (Y paciencia, mucha paciencia).

3 comentarios:

  1. Estoy deseando ver ese lazo desastroso y la perfección hecha forma de envolver un regalo.
    Por cierto, esa oficina de correos perfectamente podría ser la de Avilés.
    PD. No más amor que cocinar salchichas odiando la carne por encima de todas las cosas en el mundo y seguida por el aceite.

    ResponderEliminar
  2. Sobretodo es paciencia, muchas veces me sorprende lo que somos capaces de soportar.
    Me ha gustado la iniciativa de tu pequeño diario, cuenta con una nueva seguidora :)

    ResponderEliminar
  3. Tener paciencia es una de esas virtudes con las que estas dotada. Esa, y ser muy amor. :)

    ResponderEliminar