miércoles, 5 de diciembre de 2012

Día 8.



Confirmo que lo de comerse un donuts y tener un día redondo es una leyenda urbana. Al parecer me toca masticar hasta digerir la realidad aunque el sabor sea amargo. 

4 comentarios:

  1. Debí hacerte caso y no entrar en tu blog hoy. Puag. Aunque reconozco que podría haber sido peor. Algo rollo una salchicha o un trozo de pizza.

    PD. Aunque si implicase tener un día redondo, yo te cocinaría hasta corderos en salsa de caracoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres que tenga un día redondo nunca decidas juntar cordero y caracoles. Tu lo consigues con platos menos elaborados. Jiji, jaja.

      Eliminar
    2. Me gusta más que me comas a mi. Jiji,jaja.

      Eliminar
  2. Hay realidades agridulces, en un primer momento lo agrio es lo primero a lo que te sabe, pero con el tiempo puede dejarte un ligero sabor dulzón. Nunca se sabe. ;)

    ResponderEliminar