jueves, 3 de enero de 2013

Día 37.


Erase una vez una chica que se alimentaba de pequeños detalles. De esos que más que por su valor destacan por su significado. Esta tarde lo que escondía la vibración de mi teléfono móvil me ha hecho sonreír.

2 comentarios:

  1. Esos pequeños detalles son los que hacen de la vida algo maravilloso. Es increíble como, incluso una simple sonrisa, puede alegrarte el día.

    ResponderEliminar
  2. Érase una vez una chica especial que un día me enseñó la importancia de los pequeños detalles.

    ResponderEliminar