viernes, 30 de noviembre de 2012

Día 3.



Lo malo de dividirse en pedazos es que puede que en el camino pierdas alguna de las partes y ni siquiera seas consciente de ello. 

4 comentarios:

  1. Hay partes que una vez perdida, aunque cause un vacío visual, son totalmente prescindibles para ti. Espero que en caso de perder alguna parte, sea de esas.

    ResponderEliminar
  2. Esta imagen y texto profundo de ayer no te representan jajaja ;P Te los has sacado de la manga eh.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sh! Aunque no lo creas representa la última parte de mi día.

      Eliminar
  3. He decidido que ya que no voy a aguantar ser cruel durante 399 días (si es que los aguantas tú) empezaré siendo ñoñi desde ya.
    Sabes que siempre he tenido miedo a romperme y perder algún trocito por el camino. Pero tengo la esperanza de que, si eso sucediese, pudiera seguir siendo yo sin ese trozo. Creo que ya que romperse es inevitable la mejor solución es aferrarse con fuerza a las partes más importantes cada vez que suceda. Cada vez que me rompa prometo agarrarte fuerte para que cuando me recomponga sigas estando ahí.

    ResponderEliminar